¿Qué ver en París en dos días?

La ciudad bohemia, las calles que recorrió Picasso, epicentro de batallas históricas, el país europeo tiene mucho que ofrecer, pero, ¿qué ver en París en dos días? No es una pregunta fácil de abordar, sobre todo cuando hay demasiado que conocer, pero que, con este artículo, se te hará más fácil realizar una travesía por los rincones donde se transpira el amor.

Cuando se trata de viajes turísticos solo el cielo es el límite. Planificando correctamente y aprovechando los trucos que cada ciudad esconde, incluso dos días son suficientes para enriquecerse de la belleza de un país como Francia. Estamos hablando de una ciudad que ha seducido a los humanos durante años, y razones sobran para justificarlo.

Sin embargo, existen monumentos, estaciones, museos, playas e incluso calles que destacan más que los otros. Cuando París es más que solo lugares, siendo historia, cultura, gastronomía, belleza y elegancia. Ante tal situación, hemos decidido crear un artículo sobre lo que puedes ver en París en dos días. Quédate con nosotros hasta el final, ya que teniendo una mejor noción sobre el tema, no te perderás absolutamente nada importante.

¿Qué pensar antes de viajar a París?

Antes de incluso poner un pie en París, es necesario conocer un par de cosas que harán el viaje más ameno. Empezando, claro está, con la temporada en la que decidas visitar la ciudad del amor.

Torre Eiffel

Cuando de turismo se trata, la capital de Francia está abierta en todo el año. Pero, en las temporadas de invierno y primavera, es especialmente hermoso. Teniendo en cuenta lo anterior, es ideal consultar el Tiempo en París antes de ir porque la lluvia suele ser un impedimento que nos puede impedir los paseos y nos hará tener que modificar nuestros itinerarios.

En segundo lugar, la forma de llegar. Lo bueno de ser una capital tan famosa es que existen diversas alternativas de transporte. Incluyendo tren y avión. Así que reserva tus boletos con anticipación y luego escoge un hotel o residencia céntrica, de ser posible.

¿Qué ver en París en dos días?

Bien, sin más nada que agregar, es momento de conocer los destinos culturales, gastronómicos y artísticos de París. Si tienes miedo de ir con las expectativas altas, no te preocupes. La ciudad bohemia cumple, y mucho.

Día 1 en parís

La torre Eiffel

Podrá sonar un poco cliché, pero, ¿cómo no empezar con el símbolo de la ciudad? Sin miedo a equivocarnos, es el destino más emocionante que cualquier persona quiere disfrutar en la ciudad. Diversas son las fotos que se toman en esta elegante torre y numerosos los suspiros que recibe ante su eminencia.

Sin embargo, cuidado con la línea de visita para la Torre Eiffel. Es una pesadilla de espera entre 2 y 3 horas. Pero, si eres inteligente, reservarás los boletos con anticipación una vez que conozcas tu fecha de viaje y así podrás tomarte la obligatoria fotografía frente al hito de París.

Campos Elíseos

Pocas personas tendrían como objetivo de viaje caminar una avenida. Pero es que no estamos hablando de una simple avenida, sino de la avenida más hermosa del mundo. Está invadida de tiendas, comercios y establecimientos de todo tipo: restaurantes, concesionarios de automóviles y sucursales de la empresa diseñadora insignia del país: Vuitton. Es una experiencia fluida, armoniosa e ideal para los amantes de las compras.

El Louvre

Para los amantes del arte, El Louvre es el centro de toda magnificencia. Es un edificio que primero fungió como hogar de los reyes de Francia, pero luego de la revolución francesa en el siglo VIII, se convirtió en uno de los museos más emblemáticos del mundo; y el más grande en términos de infraestructura.

Te seremos sinceros, acá puedes pasar varios días contemplando pieza por pieza cada arte alojado en las instalaciones de El Louvre. Sin embargo, como estamos cortos de tiempo, puedes apostar por dar un vistazo a las principales atracciones de la galería: Venus de Milo, Victoria Alada y cómo no, La Mona Lisa.

Moulin Rouge

Una vez que caiga la noche, y si quieres ver qué esconde París en términos de entretenimiento, puedes darte un paseo por el Moulin Rouge para que disfrutes de un gran espectáculo.

Moulin Rouge

Eso sí, las entradas no se ajustan a cualquier presupuesto, pero es una experiencia obligatoria para enriquecerse de uno de los cabaret más famosos del mundo junto a un grupo de 60 artistas.

De no poder costearte una visita interna, siempre puedes sacarte una foto frente a este establecimiento atractivo y estético. Podrás decirles a tus amigos que estuviste cerca, al menos.

Día 2 en París

Ile de Cite

Comenzando el día dos y con fuerza, atendiendo el corazón de París: una pequeña isla en el centro de la ciudad que alberga nada más y nada menos que al Notre Dame. Este último es visita obligatoria por muchas razones: arquitectura histórica, piezas de arte y nuestro favorito: el punto centro donde se conectan las rutas de Francia.

También puedes subirte a las gárgolas para tener un vistazo de la ciudad, donde sin duda te quedarás maravillado del aspecto de París. Por cierto, ya que está en Ile de la Cite, aprovecha de tomarte un café en el establecimiento más hermoso de toda la ciudad: Au Vieux Paris. Solo imagina sentarte y tomar café como lo hicieron diversas figuras reconocidas de la ciudad bohemia.

Pont Neuf

Nuestra recomendación de caminata para este segundo día es el puente más antiguo de la ciudad: Pont Neuf. Está justo en el margen derecho de la visita anterior y hay mucho que hacer. Primero que nada, su respectiva fotografía y en segundo lugar, disfrutar de la vista al río de Sena y la Torre Eiffel que se nota a lo lejos.

qué ver en paris en dos días

Castillo de Versalles

Si algo caracteriza a París es su historia real. ¿Quieres ahondar sobre cómo vivían los reyes? Puedes irte a las afueras de la ciudad a realizar una visita guiada en el Castillo de Versalles. Como bien te nombramos anteriormente, El Louvre en un principio fue el palacio de la realeza francesa. Sin embargo, en 1682, Luis XIV trasladó la corte al Versalles.

Dejó de usarse luego de la revolución francesa y volvió a ocuparse por la monarquía, para posteriormente ser la sede del gobierno de Francia. Igualmente puedes recorrer los pasillos del palacio y envolverte de alegría en los jardines.

Muro del amor

También conocido como Le Mur des Je T’aime, es un muro azul imponente donde la palabra te amo se encuentra escrita en 250 idiomas. Es gratis e ideal para terminar de conocer la ciudad del amor. Está ubicado justo al lado del metro Abbesess.


Deja una Respuesta